viernes, 26 de julio de 2013

DATOS NEGROS EN NAVARRA


1.500

· Ocupados menos en banca y seguros. LA EPA muestra ya con claridad el impacto de la desaparición de Caja Navarra y de los recortes de plantilla acometidos por el resto de entidades financieras. Este grupo de actividad pierde en Navarra una cuarta parte de su ocupación en un año.

2.200

· Empleos destruidos en industria y servicios. Las manufacturas y el comercio fueron las áreas de actividad con peor desempeño en el segundo trimestre del año.

6.000

· Activos menos de entre 25 y 34 años en un año. Este grupo de edad acoge en buena medida a personas que han decidido buscar empleo en otros lugares.

4.500

· Trabajadores fijos menos. Los datos de asalariados muestran una severa destrucción del empleo estable en el último trimestre. Por el contrario, los temporales crecen en 7.900 por lo que la temporalidad sube hasta el 20,6%.

En el segundo trimestre el paro se reduce solo entre las mujeres, con una caída de 3.700 desempleadas

En Pamplona el paro de larga duración sigue en máximos históricos. Pese a que su crecimiento parece haberse ralentizado en los últimos trimestres, Navarra cerró junio con un dato tremendo: la mitad de sus parados (27.500 personas) lleva ya más de un año buscando un empleo y sin conseguirlo. De ellos, 13.000 (1.800 más que en 2012) suman dos años sin trabajar y conforman el grupo de más difícil regreso a la ocupación.

El último trimestre ha arrojado un leve descenso (400 personas) en el número de desempleados que suman un año sin ocupación y ha deparado también una evolución muy distinta entre hombres y mujeres. El paro femenino bajó en 3.700 personas, mientras que se incrementó en 1.100 personas entre los varones, un crecimiento directamente relacionado con el mal comportamiento de la industria.

El paro de larga duración sigue afectando, además, a los hombres (14.900) más que a las mujeres (12.600), una circunstancia que concuerda con el desplome de sectores muy masculinizados como el constructor.

Y MIENTRAS

La integración total de Banca Cívica, integrada por las cajas de Navarra, Burgos, Cajasol, y Caja Canarias, ha generado unas ganancias de 408 millones en el primer trimestre, y  una reducción de costes de 682 millones de euros, una cifra que es un 9,1 % superior a la previsión inicial, de 625 millones.

¿Tendrá que ver la reducción de costes y los beneficios con el paro y las usura...?, no lo dudamos!!!!!